jueves, 1 de enero de 2015

Dual 1218

Este blog vuelve a tratar sobre una de mis firmas favoritas, Dual. Se trata de un giradiscos de tracción por polea, el modelo 1218, de características muy similares al muy apreciado modelo 1219. Existen pequeñas diferencias entre ambos, tal vez la más apreciable es que el platter del 1218 es de 10" respecto al 12" del modelo 1219, cuestiones de aislamiento de motor y diseño de brazo, pero son máquinas muy similares en su rendimiento. Personalmente prefiero el 1218 por un motivo... el modelo 1219 tiene aspectos relativos a su mantenimiento que pueden resultar un auténtico calvario... ya quizás demasiado complejo y rebuscado en su diseño.

Esta puesta a punto es muy especial, pues conecta a dos de mis mejores amigos en esto de la técnica analógica, por una parte Damián Martínez que vendió la máquina a un precio de ganga a mi amigo de la infancia Javier Gámez. Hace un año que esta máquina viajó desde Madrid a Granada para el propósito que nos ocupa.

El giradiscos estaba en un estado de conservación excelente, sólamente aquejado de los habituales problemas del paso del tiempo. En la foto inicial, lo único que llama la atención es la presencia de una extraña capa coloreada sobre las partes decorativas de aluminio del platter, lo que se explicará más adelante.


Los problemas de funcionamiento eran dos, por una parte el portacápsulas, del tipo regulable single/multi, estaba estropeado (tienen un mecanismo de piececitas diminutas muy fastidioso) y por otra el incorrecto funcionamiento del automatismo.

El portacápsulas que aquí se muestra se intentó recuperar en toda su operatividad, pero sin éxito. El mecanismo interno hace que una rueda de selección cambie el ángulo de lectura de la cápsula. Téngase en cuenta que en el modo "multi" el apilamiento de varios discos hace que el ángulo de lectura sea muy distinto. Al final, el porta se dejó con el ángulo en una posición fija, para el modo "single", al mismo tiempo que se recuperó una cápsula Audio Technica AT-91 que Javier tenía en su anterior tocadiscos, dotando a la misma de una pieza adaptadora de madera y finalmente fijada al portacápsulas.




Entrando "en faena seria", aqui tenemos una vista de los mecanismos de esta preciosa máquina de precisión. En la parte superior vemos el motor de 4 polos, muy silente y eficaz. En el centro la rueda dentada que gobierna los automatismos, y más abajo el resto de piezas implicadas en los movimientos del brazo.


En relación con las anomalías del sistema automático, se procedió a desmontar las piezas del mecanismo, limpiando el lubricante reseco y endurecido que dificultaba el movimiento de las mismas. Aqui tenemos el eje principal en el que se mueven y que estaba bloqueado por esta causa. Tras la limpieza se utilizó lubricante fino y el automático ya comenzó a funcionar correctamente. Estas dos instantáneas nos muestran la situación



Un detalle que quedaba era en la pieza del mecanismo elevador del brazo, que estaba resquebrajada y provisionalmente había sido sujeta por Damián con una brida de plástico. Sin embargo el grosor de dicha brida producía un tropiezo del brazo al final de su recorrido.


Reciclando un muelle se pudo hacer un sistema para sujetar esta pieza sin que el grosor influyera en el movimiento del brazo.




A partir de este momento, con un par de ajustes, el giradiscos empezó a funcionar correctamente, con un sonido magnífico y un ruido de motor inexistente. Sólo quedaba un detalle estético, esa extraña capa coloreada sobre los aluminios del platter.


Resulta que desde fábrica estos aluminios vienen protegidos en origen con un film de plástico que ha de ser retirado cuando el usuario adquiere la máquina, pero en este caso habían sido dejados puestos todos estos años. Esa capa plástica se endureció por el paso del tiempo y alteró su color... al final, el único modo de poder retirarla con paciencia fue mediante disolvente aguarrás... y todo quedó bastante uniforme tras un posterior pulido del aluminio.

También para mejorar el sistema, se cambiaron los cables de señal por unos nuevos y se rehizo el sistema de masa eléctrica, dotándolo de un cable independiente.


El propio Javier se encargó de hacer un poco de limpieza y rebarnizado a la peana de madera, y aprovechamos para añadir unas pequeñas piezas de madera que evitaran la tapa de metacrilato se saliera de sitio, ya que tenía un pequeño desperfecto en la zona que encaja en peana. El resto de las fotos del reportaje son de él mismo, con una mejor calidad, donde podeis apreciar la belleza de esta maquina.








El resultado es una excelente y fiable máquina funcionando de nuevo, que proporcionará muchas horas de satisfacción a mi amigo. ¡¡Enhorabuena!!

2 comentarios:

  1. Gracias por este gran blog, lo he encontrado por casualidad ya que tengo un Dual 1218 hace ya unos 4 años. Actualmente a parte del Dual tengo 2 Technics para mezclar, pero no me desprendo de esta fantástica maquina de mas de 40 años que suena silenciosa y muy nítida, otro factor que me encanta a parte de su robustez es que puede reproducir varios discos a la vez, con lo que lo suelo utilizar para cenar escuchando música tranquila sin tener que levantarme para darle la vuelta al vinilo. como suenan por ejemplo unos joy division o unos dead can dance de lujo.
    Muchas gracias por compartir toda tu pasion en estas fantasticas maquinas.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días,

    Tengo un tocadiscos antiguo que me gustaría restaurar ¿como puedo ponerme en contacto con vosotros y contaros en que consise el arreglo?

    Gracias

    ResponderEliminar