lunes, 20 de mayo de 2013

Restauración Altavoces Philips ("Reconado")

En esta ocasión cambio de tema en el blog y abordo un trabajo que antes no estaba documentado, aunque ya lo he realizado en más de una ocasión. Se trata del cambio de las suspensiones de unos altavoces de graves, pertenecientes a unas cajas acústicas Philips. Es muy habitual que con el paso de los años, el aro de suspensión de material elástico denominado FOAM, se desintegre literalmente con el consiguiente malfuncionamiento del elementro transductor acústico.

Existe la costumbre extendida, y un tanto incorrecta, de denominar este procedimiento como reconado.

Aqui tenemos una vista del altavoz tal cual estaba.

Lo primero que hay que hacer con un cutter y mucho cuidado, es retirar todos los restos de la vieja suspensión, limpiar con brocha, que no quede polvo ni partículas que podrían fastidiarnos el trabajo. Y una vez retirada la suspensión y todo limpio, retirar o bien cortar con el cutter el guardapolvo que tapa la bobina y el entrehierro. Aqui se ve el resultado.

Lo siguiente y muy importante, introducir unos calzos de cartulina entre la bobina y el entrehierro, para que la posición de todo se mantenga estable en el proceso de colocación de la nueva suspension, es fácil, cortar unas cuñas de cartulina e irlas introduciendo y vigilar que el espacio que hay entre bobina y entrehierro es el mismo en todo el perímetro de dicha circunferencia. Debe quedar asi:

Ya podemos empezar a pegar, con cola blanca, la nueva suspensión, que en este caso es de clásica goma, más estable en el tiempo. Primero se encola el  lado de la goma que pega al cono de cartón, y se tiene mucho cuidado que quede bien centrada y que no se produzcan burbujas ni cosas raras. Darle el tiempo que precise para que quede seco y bien hecho antes de seguir. A continuación se pone cola en la parte de la goma que pega en la estructura metálica del altavoz. El resultado es este:

Cuando ya esté bien seca la cola blanca, entonces retiramos los calzos de cartulina que habiamos colocado y pegamos con un hilo de cola el guardapolvo que habíamos retirado al comienzo.
Y una vez que la cola este bien seca, ya solo queda comprobar con cuidado que el movimiento del cono no tiene rozamientos y tenemos recuperados los altavoces. En este caso eran 4 elementos y las suspensiones con gastos de envío desde China costaron unos 20 euros en total. Merece la pena.

En breve, tendre en el Blog una preciosa radio antigua ya puesta en marcha.

1 comentario:

  1. Enhorabuena por el trabajo, que manos tienes, Antonio.

    ResponderEliminar