lunes, 24 de abril de 2017

Pioneer CT-F850

En esta ocasión se ha abordado la puesta en funcionamiento de una pletina Pioneer de gama alta, construida a finales de los años 70, un trabajo para mi amigo Ramón PB, compañero de los foros de audio con quien comparto esta afición por el sonido analógico.

Es un “maquinón” que pesa más de 10 Kg. Lleva dos motores, uno para los carretes de cinta y otro para los “capstan”, que además resulta ser doble, tres cabezales (borrado, grabación y reproducción) y una calidad de ejecución y materiales excelente. Aqui podeis ver una vista general antes de comenzar la intervención y otra al retirar la cubierta.



La pletina presentaba un problema generalizado de tracción, nada relativo a su electrónica, producto del paso del tiempo y el deterioro de las correas y algún otro elemento como se verá en los pasos seguidos para su puesta en funcionamiento.

El acceso para desmontar las correas de tracción de los capstan era un poco engorroso, hubo que desmontar la mecánica y sacarla del chasis para poder acceder. He aquí unas fotos del proceso.



El resto de correas salieron con más facilidad, y una que estaba especialmente deteriorada era la goma de una polea implicada en el movimiento de los rodillos de cinta. Aqui se puede ver el estado en que se encontraban.



Una vez localizadas a través de un par de comercios por internet, el propio Ramón me suministró los repuestos para acometer la reparación.

La instalación de las correas de capstan supuso repasar los soportes de los mismos, uno de los cuales se quebró en las manipulaciones, en esta foto podemos apreciar los mismos realizados en nylon, material que como veremos más adelante no lleva muy bien el paso del tiempo. También se muestran los capstan que descansan en los mismos.




En las pruebas previas, tambien uno de los motores hacía un ruido notable y hubo de ser desmontado para revisar la lubricación del eje del mismo.


Cuando todas las gomas fueron instaladas uno de los problemas persistía, el incorrecto funcionamiento de los carretes de la cassette. Ni el avance rápido ni el rebobinado respondían, pero incluso la recogida de cinta en el “play” era de lo más deficiente por lo que hubo que repasar los mecanismos que intervienen.




Entonces se encontró que una pieza de nylon, donde precisamente tracciona una de las gomas repuestas, ofrecía un mal comportamiento debido a su propia alteración por el paso del tiempo.


La solución no era fácil, ya que lo óptimo habría sido cambiar la pieza pero es muy difícil de localizar, otra opción hubiera sido “tratarla” para que ofreciera mejor adherencia. Finalmente la parte de la misma donde tracciona la polea de goma fue cubierta con un macarrón termoretráctil (este tiene un diámetro pero al aplicar calor se reduce y ajusta) aportando además un poco de pegamento de cianoacrilato para que en el futuro y por uso no se terminase saliendo. Si en un futuro esta solución dá problemas, no quedará más remedio que encargar a un tornero la fabricación de la misma en un material que no sufra degradaciones, como el latón.


De este modo el mecanismo ya empezó a funcionar perfectamente y en las pruebas no se encontraron errores derivados de la electrónica. El resto fue la limpieza rutinaria de cabezales y los rodillos presores. En estas imágenes además podemos apreciar el triple cabezal y el sistema de tracción por doble capstan.



En varias pruebas realizadas se observó que la pletina ofrece una estabilidad de velocidad impresionante y que una copia de una fuente de audio realizada en cinta de Cr02 con Dolby no muestra alteración alguna del sonido original. Un aparato de los que ya no se fabrican.





1 comentario:

  1. Antonio... mis màs sinceras felicitaciones. A veces hay que improvisar con estos aparatos. pero què belleza.

    ResponderEliminar